ACUERDO DE CONSIGNACIÓN

CUÁLES SON LAS CARACTERISTICAS DE UN ACUERDO DE CONSIGNACIÓN

El acuerdo o contrato de consignación es el documento con el que se formaliza la relación comercial entre el propietario de unos productos, que también es conocido como consignante y el vendedor directo o intermediario.  La idea es que a través del modelo de ventas en consignación se establezcan la comercialización de una cantidad de productos, a unos precios fijos, que son comercializados por el vendedor a los clientes.

Como tal este documento es usado única y exclusivamente en este modelo de ventas, el cual puede ser de utilidad para el propietario de los productos, porque permite ampliar los puntos de distribución de sus productos, y para el vendedor porque es una opción favorable, con riesgos mínimos en cuanto a la inversión y que permite realizar reposición de mercancía en caso de que no se logre la venta total de una orden de compra.

Volviendo sobre el acuerdo de consignación, quisiera hacer un mayor énfasis en sus características, y especialmente en los aspectos sobre los que hay que tener un mayor detalle, en aras de lograr un contrato que sea beneficioso para ambas partes.

Características de un acuerdo de consignación

El primer elemento que quisiéramos destacar es que como tal, este documento es un contrato, un documento que asigna una serie de obligaciones tanto al consignatario como al intermediario, en este sentido, un primer aspecto que lo caracteriza es la fijación de las cantidades de productos que serán comercializados, así como la determinación de los beneficios económicos que recibirá el vendedor directo.  Estos pueden representarse en el documento bajo la forma de porcentajes de sobre el precio de los productos, o bajo la forma de comisión, e inclusive bajo la utilización de las dos figuras.

También puede estipularse en este documento determinadas concesiones al respecto del proceso de ventas, por ejemplo, el hecho de que el intermediario pueda comercializar los productos con un precio relativamente mayor al acordado, esto siempre y cuando sea un acuerdo tácito entre ambas partes, en todo caso, el propietario de las mercancías también tiene la potestad de definir el valor sobre el que el vendedor puede ofrecer sus productos

Otro aspecto que generalmente es explícito en estos acuerdos, es todo lo relacionado con la salvaguarda de los productos, que para este caso, hace parte de las responsabilidades de los intermediarios.

Finalmente, se deja un espacio importante para poder definir los períodos de cobro de los productos, los procedimientos para las devoluciones de mercancías no que no pudieron ser vendidas y todas las disposiciones legales que son de competencia de ambas partes.

En conclusión, es importante reconocer cada aspecto y cada detalle de este documento, especialmente por su condición legal y de obligatoriedad en cuanto a la relación comercial, por eso siempre se recomienda que este tipo de acuerdos pasen por la estricta revisión de un abogado.

Aquí algunos de los artículos más populares que puedes consultar:

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *